Pilato: EL PERFIL DE UN POLÍTICO

Poncio Pilato

 Desde entonces Pilato procuraba poner en libertad a Jesús, pero los judíos gritaban desaforadamente: —Si dejas en libertad a este hombre, no eres amigo del *emperador. Cualquiera que pretende ser rey se hace su enemigo.  Al oír esto, Pilato llevó a Jesús hacia fuera y se sentó en el tribunal, en un lugar al que llamaban el Empedrado (que en arameo se dice Gabatá)  (Juan 19:12-13).

Pilato sabía que las acusaciones de los judíos contra Jesús eran una serie de mentiras y que solo Jesús decía la verdad sobre los hechos…él era inocente.  Sin embargo no tuvo el valor de tomar la decisión correcta debido a su deseo de preservar el poder.  El entendía que preservaba su poder acogiendo a la petición de los sacerdotes y saduceos, líderes de la alta sociedad judía.  Nos sorprende el parecido de este político romano con los políticos de nuestro país.  Miremos las estrategias de Pilato para evadir su responsabilidad, y aún más, la verdad que conocía.

  1. En primer lugar Pilato trato de zafarse del caso (Juan 18:31).
  2. En segundo lugar, cuando no pudo zafarse del caso, trata de poner en libertad a Jesús utilizando un subterfugio; había que soltar un preso en la fiesta de la Pascua (Juan 18: 39).
  3. En tercer lugar, al no tener éxito en su estrategia, trató de satisfacer el deseo de venganza  de los judíos, azotando y ridiculizando a Jesús (Juan 19: 1-4).
  4. Finalmente, se lava las manos tratando de evadir su responsabilidad y culpando a otros de su  desacierto (Mateo 27: 24).

Lo cierto de este político fue que rehusó ser firme y actuar con justicia, porque no se atrevió a enfrentar a los judíos con  la verdad que él conocía:  toda ese montaje religioso era una burda maquinación para asesinar a Jesús.  Pilato ciertamente fue un fracaso como procurador y administrador de Judea.  Aunque sabía lo que era justo y correcto, no tuvo el valor para actuar con rectitud, porque su afán de poder era más importante que sus convicciones.  En el año 35 d. C. la historia le pasó factura a sus incongruencias.

El parecido de Pilato con los políticos actuales es un ejemplo que debemos considerar a la hora de entender  los eventos de nuestra realidad cotidiana.  La falta de políticos que asuman posturas correctas en asuntos fundamentales, confina a estos líderes de nuestro pueblo en el mismo círculo vicioso de Pilato, y le hacen un daño irreparable a la justicia.  Tarde o temprano la historia le pasará factura y le dirá “Su Majestad ha sido puesto en la balanza, y no pesa lo que debería pesar…Tu reino ha sido roto”…. Creo que  ya comenzó el juicio.

Muchas Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s