Una oración de compromiso frente al deceso de Julio Enrique López-Castro, líder de la Iglesia Bautista de Río Grande, Puerto Rico, el 5 de enero de 2013.

Julio Enrique López-CastroEste joven y líder cristiano fue asesinado mientras trabajaba en Río Grande. Su partida no puede ser una estadística más, que luego de varios días sea olvidado. Es necesario que tomemos acciones de solidaridad como cristianos para detener esta ola criminal que arropa al país y que diezma una población productiva de nuestra tierra. No podemos quedarnos con los brazos cruzados, mientras la violencia se apodera de nuestras calles, barrios y comunidades. Esta oración representa un compromiso con la búsqueda de la paz. Apoyamos toda gestión que nuestros hermanos bautistas de Río Grande realicen en respuesta a este lamentable evento. Muchas Bendiciones.

Buen Padre Celestial:
No hay palabras. No hay nada que podamos decir, sino que clamamos. Clamamos con un dolor compartido y en medio del dolor por la pérdida de Julio Enrique, joven de 21 años y líder cristiano. No entendemos, y no podemos imaginar por qué alguien le quita la vida a otro ser humano por conseguir cosas materiales. ¡No podemos comprender!
Venimos a Ti en oración, porque nos sentimos confundidos. Oramos por la familia López-Castro que están de duelo. Oramos por aquellos que al igual que la familia sufren la pérdida de Julio. Oramos por aquellos que apoyan a todos los sufrientes, muy especialmente al Pastor Herminio Calo. Oramos por aquellos que han sido afectados por esta tragedia horrible y van a vivir con esto por el resto de sus vidas.
Nuestro dolor es crudo. La herida está abierta y no sabemos cómo cerrarla. Sin embargo, hacemos un llamado a ti, oh Señor, para consolar a los que lloran, para sanar a los quebrantados de corazón.
Buen Padre, te pedimos que rodees con tu gracia a los dolientes. Capacítanos para rodearle con nuestro amor, sabiendo que Tú estás con ellos, y eres Padre misericordioso y Dios de toda consolación.
Inspíranos como comunidad y como pueblo, para amarte a Ti, el único Dios verdadero y a trabajar para poner fin a la violencia, a construir una comunidad más segura y un país más justo, donde haya paz para nuestras familias. En este tiempo difícil, ayúdanos a unirnos, porque somos más fuertes juntos, que estando solos, y el amor se comparte mejor cuando estamos juntos.
Mantennos cerca, Buen Padre. Ayúdanos a guardarnos unos a otros y que tengamos la confianza de buscarnos para construir, en lugar de derribar. Guíanos con sabiduría para enseñar a nuestro pueblo, y trabajar con diligencia para poner fin a esta violencia que nos arropa.
Buen Padre, Que no mengue nuestra confianza en tu amor. Ayúdanos a comprender que estás siempre con nosotros, y nos acompañas en el dolor.
Por Jesucristo, lo pedimos. Amén.

One Reply to “Una oración de compromiso frente al deceso de Julio Enrique López-Castro, líder de la Iglesia Bautista de Río Grande, Puerto Rico, el 5 de enero de 2013.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s