Cuando parece no haber respuesta… ¿y ahora qué hago, Dios?


Por Samuel Caraballo-López Así que yo les digo: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre (Lucas 11: 9-10). Una de las cosas más difíciles es predicar de un texto bíblico, …