¿Animal o energúmeno?…hablando con propiedad

energumenos 2

Por Samuel Caraballo-López

“El lenguaje es el vestido del pensamiento.”  Samuel Johnson

Aunque se me hizo un poco tarde, hoy quiero responder al Señor Gobernador sobre sus expresiones del pasado miércoles, en respuesta al evento despreciable del menor abusado en Rincón, Puerto Rico. El pasado domingo trascendió en los medios de comunicación la horrible noticia de un niño que fue agredido y abandonado dentro de un pequeño cilindro de una lavadora, en un vertedero clandestino de una playa del Municipio de Rincón. Debido a la paliza que sufrió este niño de apenas 6 años, tenía fractura craneal, fractura en un brazo y hematomas en todo el pecho. La investigación apunta a que los agresores, y hay que mencionar sus nombres, fueron su padrastro Javier Álvarez y su madre Janeli Lecona López. Frente a este atroz acto criminal el Gobernador Alejandro García Padilla expresó lo siguiente, y cito del periódico:

“Para mí, sin prejuzgar el caso, quien hizo eso y quien hace cosas como esas no es humano, no es una persona. Para mí, quien hace algo así a un niño es un animal.”

Yo entiendo la intención de las expresiones del Gobernador en cuanto a calificar de animal a un individuo como este dado su comportamiento bestial. Sin embargo, a manera de orientación sobre el uso correcto del lenguaje, los animales en su mayoría no acostumbran a ejecutar este tipo de  acto violento contra su propia simiente. Es más, la evidencia científica demuestra que los animales son capaces de exponer su propia vida para la preservación de su especie. La protección de las crías es un distintivo de los animales y en los casos de animales con mayor evolución, ambas padres se alternan para cuidar sus crías, exponiéndose inclusive a pasar necesidad con tal de que estas puedan alcanzar su desarrollo.

La biología evolutiva ha descrito el comportamiento de los animales al cuidar sus crías como innato y que en algunas ocasiones puede ser modificado por condicionamiento. Un ejemplo de este comportamiento son las aves, que inclusive construyen nidos adecuados para que sus polluelos nazcan protegidos de depredadores y del ambiente externo.  Sus madres principalmente los protegen, abrigan y les traen los alimentos necesarios hasta que alcancen la edad que les permita alimentarse por si mismos. He observado como las gallinas defienden sus crías del Guaraguao, enfrentando a un animal más fuerte y agresivo que ellas. ¡Cuántos hemos recibido los picotazos de las gallinas al tratar de tocarle los pollitos! Así son los animales.

Gallina cuidando sus pollitos.png

Señor gobernador, el autor de este acto criminal no es un animal es un energúmeno. Es un engendro del demonio, que muestra una conducta de un poseído del mal, pero consciente de lo que hace. Comparar a un individuo que comete un acto tan vil y repugnante como este, con un animal, es ofender a los animales. Así que mucho cuidado que los animales le pueden montar un piquete en La Fortaleza un día de estos (Como diría Mercedes Sosa en su canción Sobreviviendo).

Es urgente aprender a usar el lenguaje de forma adecuada para crear conciencia de cual es la conducta esperada para los seres humanos, a la luz del lugar privilegiado que ocupamos en la creación. Me fascina la expresión sapiencial de Santiago al referirse a los seres humanos: Dios “en el ejercicio de Su voluntad…nos creó para que fuéramos las primicias de sus criaturas (Santiago 1: 18). Actos como los acontecidos, no nos denigran a todos, sino a los que lo comenten, pero nos amplía a todos la conciencia para vivir y actuar como lo que somos…primicias de la creación.

Es importante que lo que ha ocurrido, sea debidamente caracterizado, con el lenguaje que corresponde, y que  nos sirva de enseñanza para no cometer actos de violencia contra las criaturas más vulnerables, y mucho menos contra los de nuestra propia casa. Muchas bendiciones.

5 Replies to “¿Animal o energúmeno?…hablando con propiedad”

  1. Saludos Samuel. Me parece muy pertinente tu escrito. Creo que somos muy despreocupados y laxos al hacer uso del lenguaje, particularmente el escrito. En este último caso muchas veces puede ser por descuido, pero creo que la mayoría de las veces las deficiencias responden al desconocimiento. Las fallas pueden ir desde errores ortográficos, hasta de sintaxis y semántica. El hacer uso correcto del lenguaje escrito y verbal, promueve una comunicación efectiva, por lo que siempre debemos estar abiertos al mejoramiento y al aprendizaje. Bendiciones.

  2. ¡Jaja! Gracias, Samuel, por defender a los animales. Supongo que cuando uno quiere calificar a una persona como anti-humano, hace acopio de expresiones aprendidas desde la niñez, sin pensar mucho en lo que decimos. “¡Qué animal!”es una expresión que usamos mi hermano y yo para referirnos a la persona que hace algo sin pensar, algo mal hecho. Un hermano de Arecibo me corrigió sobre los burros, diciéndome que son animales muy inteligentes. Así qué es incorrecto, factualmente hablando, decir que alguien hizo una burrada. Pero, las palabras tienen, no sólo significado denotativo (de diccionario), sino también connotativo (social o emotivo), significado que no siempre sigue los hechos.
    Bueno, Samuel, energumenísticas fueron las acciones tomadas que destruyen a un niño. Energúmeno es el o la que permite que su vida se deshumanice y deshumanice a otros/as destruyéndolos. ¡Dios nos ayude!

    1. Louis: Paz! Muy acertado como siempre. La intención del escrito es llamar la atención a un acto bárbaro, como fue la agresión de un niño de 6 años por adultos que tenían la responsabilidad de cuidar de él. Muchas veces cuando no usamos el lenguaje correcto, le restamos responsabilidad al victimario y le negamos la oportunidad de justicia a la víctima. Es importante, ni exagerar los hechos con el lenguaje y mucho menos reducir su gravedad con el mismo lenguaje…hay que decir las cosas como son, eso es Justicia. Muchas bendiciones.

  3. Cuando yo escuche las expresiones del Gobernador pensé lo mismo en relación a que el pensara que esta conducta era de un animal. Esto me causo preocupación y considero que además del uso del idioma, también tiene que ver con la capacidad de razonamiento. Entiendo que cuando se ocupa una posición de poder se debe evalúe lo que vamos a decir y no dejarnos llevar por el impulso y/o emoción del momento ante un tema tan serio y preocupante para el país…

    1. Ciertamente hay que tener mucho cuidado con el uso de las palabras y sus significados y valoración social de las mismas. El Gobernador tiene que tener más cuidado. Muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s