AMIGO…es un peso en el bolsillo… ¿es verdad?

amigo3

Por  Samuel Caraballo-López

En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia. El hombre que tiene amigos ha de demostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano (Proverbios 17: 17; 18: 24)

 El 18 de febrero de 2016, cumple 37 años mi hijo Samuel Luis y mi esposa Ivette y yo cumplimos 38 años exactos de matrimonio.  En febrero, además de ser el mes del amor y la amistad, se conmemora el natalicio de grandes figuras de la política puertorriqueña a mencionar: Luis A. Ferré, el día 17, Luis Muñoz Marín, el día 18, y Roberto Sánchez Vilella, el  día 19.  Ahora bien, aunque reconozco la aportación de estos  incorruptibles servidores públicos, quiero dedicar este escrito a varios componentes de mi círculo íntimo, a mi esposa Ivette y a mi hijo Samuel Luis en la conmemoración de su aniversario y natalicio respectivamente.  A ellos mis expresiones de amor, acompañados de la exhortación a continuar esforzándose en su servicio a Dios, a su familia y a la búsqueda del bienestar de nuestro pueblo.

Las Sagradas Escrituras usan el término griego philia para referirse al amor que nos lleva a la amistad.   Philia es afecto evidenciado en un vínculo concreto de amistad y compañerismo.  Se aprende a ser amigo, como se aprende ha hacer deporte o un oficio.  Aprendemos a ser amigos, siendo amigos, es decir  en lo concreto de la relación.  La amistad no es algo etéreo, ni teórico, es algo que se vive y se experimenta en el diario vivir.

amigos 2

El Proverbista nos expresa, con la sabiduría que lo caracteriza, la importancia de la amistad.  La amistad es una relación que se establece entre, al menos, dos seres humanos, donde el amor filial se expresa tanto en los momentos de bienestar como en los momentos de aflicción (Proverbios 17: 17).  La amistad entre los seres humanos se muestra en acompañamiento a lo largo de la vida, identificándose mutuamente en las situaciones más placenteras o adversas.  Cuando el amor eros (término griego que se refiere al amor físico) se acaba en una pareja, el amor phileo es lo que los mantiene unidos con un gozo de estar y envejecer juntos.

El Proverbista presenta la amistad como la base de la comunión entre los seres humanos.  Es difícil poder vivir juntos y en armonía, sin la fuerza del amor filial.  Es este amor de compañeros que nos permite caminar juntos en los terrenos más pedregosos de la vida.  Es la amistad la que nos permite cultivar los aspectos de la solidaridad y el respeto mutuo.  Es ese mismo amor filial es que nos guía a ponernos en el lugar del prójimo y emprender el proyecto de vencer nuestro egoísmo y luchar por el bienestar de los demás.

Como comenté al principio, el amor se construye  y aún cuando las “pequeñas zorras” de la vida intenten apagar esta relación, debemos hacer nuestros mejores esfuerzos para  cultivarlo y mantenerlo.  La persona que tiene o quiere tener amigos, debe mostrarse amigo.  No podemos pretender tener amistades si no las cultivamos.  La amistad se construye con expresiones de afecto y de diálogo, con llamadas para saber cómo están nuestros amigos, con mensajes a través de las redes sociales, con la búsqueda  de los que ya no están cercanos, y aún más,  cultivamos amistades solidas cuando nos hacemos presentes en los momentos significativos, sean de celebración o de adversidad de estos.  Es en esos momentos donde la amistad  se convierte en un valor insustituible.

Finalmente, las palabras de Eugenio María de Hostos, vuelven a sonar en mi conciencia en este mes de la amistad;  este tiempo no es solo para celebrar y disfrutar, es también una época para “robustecernos de conciencia.”  Este esfuerzo para “robustecernos de conciencia” nos llevará a “degustar” nuevas formas de pensar, vivir y relacionarnos con nuestro prójimo, más allá del “peso en el bolsillo”.

amigo de Dios

Cuando estas nuevas formas sean encarnadas en nuestra vida, nuestro egocentrismo será sustituido por un espíritu de diálogo y solidaridad que nos permitirá ir más allá de nuestra propia realidad y adentrarnos en ese nuevo orden predicado por Jesucristo que llamamos el Reino de Dios.  Este Reino no es comida, ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu, elementos necesarios para la construcción de un nuevo mundo,  donde la amistad genuina, sostenida por el amor, será su distintivo.  ¡Felicidades en este mes del amor y la amistad!

One Reply to “AMIGO…es un peso en el bolsillo… ¿es verdad?”

  1. Que reflexión nos enseña a vivir una vida de amor, obediencia y respeto hacía nosotros mismos y el prójimo,nuestras familias en fin en cada momento en amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s