El conflicto Palestino-Israelí… ¿Hasta cuándo?-Parte II

Palestina vs Israel.jpg2

Por Samuel Caraballo-López

No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos (Romanos 12:17-18).

En la Primera parte discutí brevemente los orígenes históricos modernos del Conflicto Palestino-Israelí.  En esta segunda parte discutiré los principales factores que precipitan la violencia en esta región del Medio Oriente.

Los conflictos entre palestinos e Israelitas han sido frecuentes y cruentos, especialmente, a partir de la creación del Estado de Israel en el 1948.  Para beneficio de mis lectores, y dada la importancia de que estos factores precipitantes de la violencia sean atendidos con prioridad, en vías de buscar soluciones permanentes a esta grave crisis, procedo a mencionarlos y dar una breve explicación sobre los mismos:

  1. La necesidad de reconocimiento mutuo como naciones independientes que comparten un mismo territorio-Es importante de que tanto la comunidad árabe como el resto del mundo occidental reconozca la existencia, tanto del Estado de Israel, como del Estado Palestino. En la actualidad el Estado de Palestina carece de un reconocimiento oficial por las Naciones Unidas, debido a la oposición de los Estados Unidos. Según alega el gobierno estadounidense, ellos están en espera que los acuerdos de paz entre las partes sean concluidos para dar su endoso a este nuevo estado.
  2. El establecimiento de fronteras seguras entre ambas naciones-Es de vital importancia que las fronteras entre Israel, la Franja de Gaza y Cisjordania sean claramente delimitadas. Los frecuentes conflictos en esta zona geográfica ha alterado constantemente dichas fronteras. Tanto Israel como los países árabes tienen que respetar los espacios establecidos por la ONU con respecto a los territorios designados para el pueblo judío y el pueblo palestino.
  3. El control de Jerusalén y el “bloqueo” de los territorios Palestinos por Israel-Jerusalén es ciudad Santa para tres religiones; Judaísmo, Cristianismo e Islam. Es por esta razón que dicha ciudad requiere una especie de concordato, para ser administrada por la comunidad internacional como se acordó en la Resolución 181 del 1947 y que da origen a ambos estados.   El reclamo, que tanto Israel como Palestina tienen de que Jerusalén sea su capital religiosa y civil es la causa de múltiples conflictos y debe ser atendido con premura, si queremos la convivencia pacífica de estos pueblos. Por otro lado Israel tiene control de la energía y el agua, muy especialmente de la Franja de Gaza, lo que dificulta el disfrute de estos servicios, debido a las restricciones que estos imponen sobre la región.
  4. Los asentamientos israelíes-Israel ha autorizado un sinnúmero de asentamientos (centros residenciales) en territorios ocupados, que no le habían sido asignados en la Resolución de la ONU del 1947 y otras resoluciones posteriores. Aunque Israel a partir del 2006 eliminó los asentamientos en la Franja de Gaza, continúa la expansión de colonos judíos en los terrenos de Cisjordania y en Jerusalén oriental, siendo esto un motivo de conflicto entre ambos países.  Se entiende la necesidad que tiene Israel de buscar territorio para su población creciente, sin embargo, esta expansión territorial en espacios que no son parte de su territorio nacional, es una violación de los acuerdos de la ONU.
  5. La libertad de movimiento de los palestinos-Debido a la situación económica de los palestinos, muchos pasan a trabajar a Israel diariamente. La situación de tensión y violencia ha hecho que el gobierno Israelí establezca un sinnúmero de controles para la entrada de los palestinos a su territorio, trayendo malestar e incomodidad, muy especialmente para aquellos palestinos que su único interés es sostener a sus familias con empleos dignos. Es importante que Israel pueda buscar nuevas formas de mantener su seguridad nacional, sin penalizar a la mayoría de los palestinos honestos que trabajan en su territorio.
  6. La legalidad en materia de refugiados-El establecimiento del Estado de Israel y los constantes enfrentamientos bélicos en la región ha provocado la remoción de una gran población palestina, convirtiéndolos en refugiados. Es cierto que Israel le ofreció la ciudadanía a aquellos palestinos que quedaron atrapados en el nuevo territorio del Estado de Israel, y algunos no la aceptaron, siendo removidos de lo que había sido su vivienda por tantos años. Estos refugiados no encontraron espacios donde vivir dignamente luego que fueron removidos, e inclusive no encontraron asilo en los países árabes aledaños como ellos esperaban. Los palestinos han tenido que emigrar a diferentes países del mundo, al no tener una patria donde establecerse a la luz de la realidad actual de Palestina.  Es de vital importancia que la ONU acelere el proceso de establecer oficialmente el Estado Palestino, y colabore con la ayuda humanitaria necesaria para que estos refugiados puedan vivir con dignidad en un territorio que la sirva de nación.
  7. Los actos de violencia tanto de los grupos extremistas palestinos hacia Israel, como de Israel hacia la población civil palestina-No hay duda que han sido muchos, graves y frecuentes los atentados terroristas en territorio israelí y fuera de Israel contra sus ciudadanos. Sin embargo, Israel tampoco ha sido inocente de la sangre derramada. Ambas partes han tomado la violencia y la represalia como estrategia de lucha, creando muerte y desasosiego en ambos territorio.  La violencia tiene que cesar; ni Hamas puede seguir lanzando misiles a territorio israelí y mucho menos realizando actos violentos contra la población de Israel, ni tampoco el ejército israelí en represalia puede exterminar a tantos civiles, con la excusa de buscar túneles debajo de las casas, hospitales  y escuelas. Es importante que cese la violencia, y la ONU debe intervenir con firmeza.

Es de vital importancia que grupos, no ideológicamente comprometidos, atiendan con imparcialidad la situación Palestino-Israelí, parar buscar las soluciones necesarias para mantener un ambiente de paz, en estos países que conviven en un mismo territorio.  Nuestra oración es por la paz del medio oriente, tanto para Israel como para Palestina.  Muchas bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s