Sin “standing” no hay ministerio, ¿Cierto?


Por Samuel Caraballo-López Este artículo es dedicado a todos esos hombres y mujeres, que sin tener títulos eclesiásticos, ni académicos proclaman el Evangelio con dedicación y fidelidad a Jesucristo.  Para ustedes es mi reconocimiento. Uno de los eventos que más deseos de reír provoca aparece en el texto de este domingo 30 de septiembre de …