El manifiesto del Jesús histórico…. ¿Qué le dice a la Iglesia?

Rollo del Profeta Isaias

Por Samuel Caraballo-López

El texto del domingo 24 de enero de 2016, tercer domingo después de Epifanía, lo encontramos en Lucas 4: 14-21.

En este pasaje de Lucas, estamos obligados a mirar el contexto del discurso y hacer un análisis redaccional para comprender  la construcción teológica que hace el evangelista.  Si miramos el pasaje, su fuente principal es Marcos 6: 1-6.  Según Marcos, Jesús es rechazado por la gente del pueblo en que se había criado.  De hecho, Jesús vivió la mayor parte de su vida en Nazaret.  Apenas comenzó su ministerio, y Juan el bautista fue encarcelado (Marcos 1:14), Jesús se mudó a Cafarnaúm (Marcos 2:1; Mateo 4:12-13), y desde allí desarrolló su ministerio en toda Galilea.

Según Marcos, esta es la primera vez que Jesús va a Nazaret luego de su bautismo, a enseñar en la sinagoga un sábado.   De hecho, la última sanidad que Jesús había realizado antes de este evento, fue en la casa de Jairo, principal de una sinagoga en Capernaúm (Marcos 5: 35-43), lo que indica que éste tenía buenas relaciones con los líderes religiosos de Galilea.

Para Lucas, la primera narrativa significativa de Jesús en su ministerio terrenal, fue la visita a Nazaret.  Aun cuando Lucas habla de que la fama de Jesús se había extendido por toda la región (4: 14), no menciona los milagros, sanidades y prodigios que Marcos registra.  Sin embargo, el detalle de mencionar que Jesús regresa a Galilea luego de la tentación y enseña en las sinagogas en el poder del Espíritu Santo (4:15), es significativo. Es bajo el poder del Espíritu que Jesús alcanza fama como maestro previo a llegar a Nazaret.  Su fama es el resultado del descenso del Espíritu Santo sobre El “en forma corporal” en el bautismo (3: 22).

NAVB-12_cl

Cuando Jesús llega a Nazaret, una pequeña aldea con cerca de 200-400 habitantes, está precedido de fama y era admirado por la gente.  No hay duda que el vacío profético, que había dejado el encarcelamiento de Juan por Herodes Antipas, ahora es llenado por Jesús.

El Evangelio de Lucas (4: 16-30) narra con lujo de detalles este acontecimiento de Jesús en la sinagoga ese sábado. La audiencia de la sinagoga de Nazaret estaba asombrada de las palabras de gracia que salían de la boca de Jesús (4: 22).  Nos interesa lo que a Lucas le interesa y que Marcos no menciona.  ¿Cuál fue la lectura de las Escrituras que Jesús hizo en la sinagoga? ¿Cómo interpretó el pasaje que leyó?

Al llegar a la sinagoga de Nazaret ese sábado, se le invito a leer las Escrituras, posiblemente en hebreo, como lo había hecho en otras ocasiones, y luego traducirla al arameo y dar alguna enseñanza.  Es importante mencionar que Jesús, en virtud a su oficio de carpintero, y dada localización geográfica en que se crió, hablaba arameo, hebreo y griego.  Así que la lectura en hebreo o griego, aprendida por su cercanía a la sinagoga, se le hacía fácil y posible, y en medio de una sociedad de analfabetismo craso, la gente lo admiraba aún más.

Cuando desenrolló el volumen del Profeta Isaías, sus ojos se dirigieron a un pasaje, que en nuestra Biblia equivale al capítulo 61: 1-2, y textos intercalados de Isaías 58: 6 (negrillas) y 42: 6 (negrillas), que dice en versión de la Biblia Hebraica Stuttgartensia:

El Espíritu de Adonay YHVH está sobre mí,

Porque YHVH me ha ungido.

Me ha enviado a predicar buenas

Nuevas a los abatidos, y

A vendar los corazones desgarrados,

A proclamar libertad a los cautivos,

Soltar las cargas de opresión (Isaias 58:6)

Y dejar ir libres a los quebrantados, (Isaias 58: 6)

Para que abras los ojos de los ciegos, (Isaias 42:6)

Y a los presos apertura de la cárcel;

A promulgar el año de gracia de YHVH,

Aquí se interrumpe la profecía, y le es devuelto el rollo al asistente de la sinagoga.  Me gustaría añadir lo que falta de la profecía hasta Isaías 61:3, en la misma versión anterior:

Y el día de la venganza de nuestro Dios;

A consolar a todos los que lloran,

A comunicar la alegría a los que lloran en Sión,

Dándoles hermosura en lugar de ceniza,

Y óleo de regocijo en lugar de lamentos,

Y el manto de alabanza en lugar de pesadumbre,

Para que sean llamados árboles de justicia,

Plantados por YHVH mismo, para que Él sea glorificado.

¿A qué se debe la interrupción de la profecía de Isaías?  No tenemos duda que, dentro de la teología lucana, se presume una doble manifestación del Mesías, en su primera venida (Lucas 2: 25-26), y segunda venida (Hechos 1: 11). En cada maniestación el Mesías tenía diversos énfasis que no podían ser confundidos.

“Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oidos” (Lucas 4: 21).

Lucas establece los postulados principales de la misión del Mesías en su primera manifestación, y los recalca para contraponerlos a los otros movimientos mesiánicos judíos de su época, muy especialmente al de Judas el Galileo. Antes de explicar los postulados del manifiesto del Jesús histórico, permítame explicar, para mis lectores quién era este personaje llamado Judas el Galileo, y que está tras bastidores en contraposición a la caracterización que Lucas hace de Jesús como el mesías prometido por Dios.

Según el historiador Judío Flavio Josefo (37-101 d. C.),  en sus libros, La guerra de los judíos (Libro II, capítulo 8), y en las Antigüedades Judías (Libro XVIII), Judas el Galileo, fue un dirigente político-religioso judío que ofreció resistencia armada al censo que con propósitos fiscales había sido decretado en la provincia romana de Judea por el legado romano en Siria, Quirino, entre el año 4 y 6 d. C (Lucas 2: 1-3) .

Judas el Galileo, fue el fundador del movimiento revolucionario de los Zelotes.  Era considerado como el mesías por sus seguidores.  Esto sucedió poco después de que Judea, con el destierro de Herodes Arquelao, pasase a ser administrada directamente por Roma.  Su revuelta fue duramente reprimida por los romanos. Judas el Galileo es también mencionado por Gamaliel, miembro del Sanedrín, en un discurso puesto en su boca por el autor de Hechos de los Apóstoles (Hechos 5: 37). Gamaliel lo utiliza como ejemplo de un mesías falso.

Animation Character Designs of Zealots
Los Zelotes es un movimiento politico-religioso radical de la época de Jesús.

Así que nos interesa discutir cada uno de los postulados de este manifiesto de Jesús de Nazaret, que es presentada en este pasaje (Lucas 4: 16-21).  Voy a remitirme al texto de Isaías 61: 1-2; 58: 6 y 42: 6:

  • Primer Postulado: Jesús es el Mesías, el cual es ungido por el Espíritu de Dios, que desciende “sobre el en forma corporal” en su bautismo (Lucas 3: 22). Esta experiencia lo hace el Benefactor de los benefactores. Por lo tanto, su fama, su poder, la manifestación de su mensaje y las obras redentoras que el deja ver, es el producto del Espíritu de Dios que confirma su llamado.  Es importante entender que el movimiento de Jesús, según Lucas, nos es de oposición al imperio, mas bien es un movimiento de afirmación de la vida humana, y de la remoción de todos los obstáculos que impiden su libertad.  Con este postulado Jesús se separa radicalmente de todos los “mesías” judíos de su época, y se ubica en la amplitud del mundo helénico.  La libertad propuesta por Jesús no proviene de la lucha armada  contra los romanos,  sino que es una acción que realiza el Espíritu de Dios en los corazones de los seres humanos sin importar su raza, cultura o procedencia.
  • Segundo Postulado: La principal misión del ungido de Dios es predicar (comunicar) las Buenas Nuevas del Reino a los pobres, necesitados y abatidos de la tierra.  La predicación es el arma que utiliza el Espíritu de Dios para “abrir los ojos” e iniciar a los seres humanos en el camino del Reino (Lucas 17: 20-21).
  • Tercer Postulado: Es bajo la unción del Espíritu, que Jesús, el Mesías de Dios, repara, cura y sana los corazones desgarrados de los seres humanos. La verdadera plenitud de vida se encuentra en el seguimiento radical a Jesús (Lucas 9: 56-62).
  • Cuarto Postulado: Las buenas noticias del Reino, proclaman la libertad de los oprimidos, y el comienzo de un nuevo éxodo de los seres humanos hacia la ciudad de Dios. Son las buenas noticias que se convierten en formas liberadoras de los seres humanos, cambiando su rumbo y actitud frente a la vida (Lucas 19: 1ss).
  • Quinto Postulado: Las buenas noticias del Reino, afirma la total libertad y apertura de la cárcel a los presos de la tierra, llevándolos a una nueva dimensión de libertad que solo es posible por la acción del Espíritu de Dios (Lucas 10: 42).
  • Sexto Postulado: Promulgación del Año del Jubileo permanente, que nos es otra cosa que la declaración de que la gracia, perdón y restauración sobre toda la tierra existente ha llegado,  y que este jubileo se manifiesta a plenitud en la persona y obra de Jesús de Nazaret (Lucas 17: 16-19).

la-biografia-de-jesus-de-nazaret

Hay una pregunta que asalta mi mente, y ¿Quién fue realmente el Jesús historico? ¿Cuál fue su misión para la iglesia?  Esta pregunta es crítica hoy.  Una de las estrategias del mal es quitar credibilidad e historicidad a la persona de Jesús.  Es necesario que nuestro cristianismo reconozca al Jesús histórico, sin que esto signifique la renuncia a la totalidad de la ortodoxia cristiana producto de la teología producida por los primeros seis (6) Concilios Ecuménicos de la Iglesia, y por nuestras tradiciones religiosas particulares.

Es necesario volver a la piedad original del cristianismo primitivo que Lucas y todo el Nuevo testamento nos presenta. Un Jesús impulsado por el poder del Espíritu, que es Hijo de Dios y heredero de la tradición profética de Israel y que proclama el Reino de Dios como la plataforma de la libertad humana para todos, y lo confirma con acciones redentoras concretas, que llamamos señales, prodigios y milagros.  La iglesia requiere urgentemente recuperar los ejes transversales del manifiesto y ministerio de Jesús: Comunicar, Sanar y Liberar.  Solo así el cristianismo podrá recuperar el poder perdido y la dinámica misionera transformadora que caracterizó el movimiento de Jesús de Nazaret. Pienso que este es el más grande desafío que tiene la iglesia hoy, y se juega la vida si esto no ocurre.   ¡Muchas bendiciones!

 

2 Replies to “El manifiesto del Jesús histórico…. ¿Qué le dice a la Iglesia?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s