Anakainosis …la ruta del sentido común.


sentido comun 2

Por Samuel Caraballo López

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación (ἀνακαίνωσις) de su mente.  Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” (Romanos 12: 2)

Hoy me levanté con el deseo de buscar explicaciones a la falta de “sentido común” que veo en mi pueblo. Ahora bien, ¿a qué sentido común me refiero?  Por “sentido común” me refiero a ese conocimiento lógico que se trasmite formal e informalmente, de generación a generación, que se supone sea compartido por una comunidad, y que es considerado prudente, pertinente y válido. Dicho de otra forma, es esa capacidad o juicio natural y cotidiano para juzgar los acontecimientos y las prácticas de forma razonable.

Así que, dada mi cosmovisión, acudo a las Sagradas Escrituras, a encontrar alguna pista que arroje luz para satisfacer mi inquietud.  Me topé con el pasaje que cito en el inicio de este escrito, y subrayo la frase renovación de su mente, creyendo que en ésta encuentro alguna respuesta. A continuación, lo que encontré y comparto contigo.

La expresión “renovación” en el texto seleccionado de Romanos 12: 2 es anakainosis (tambien apararece en 2 Corintios 4, 16), que implica un cambio integral tanto en el contenido, como del envase en que se encuentra el contenido. Las implicaciones de este concepto, que según J. H. Moulton y G. Milligan en su libro Vocabulario del Testamento Griego (1998), es acuñado por  primera vez en la literatura griega por el apóstol Pablo, son muchas. 

Primero, la renovación implica la revisión constante de las fuentes primarias de nuestro conocimiento. La teología, los documentos de la tradición cristiana, incluyendo la interpretación de los textos bíblicos y la producción de la iglesia, que alimentan la dimensión cognitiva, requieren ser revaluadas y pasadas nuevamente por el filtro del Evangelio del Reino de Dios y nuestro contexto. Esta primera etapa de la renovación comenzó en el apóstol Pablo  inmediatamente a su conversión y parece que prosiguió en su estadía de tres  (3) años en Arabia (Gal. 1, 17).  De hecho, surgió también en el reformador Martín Lutero en Wittemberg.

Mucha de la teología que se produjo en los primeros siglos de la era cristiana, respondian a amenazas presentes en dichos contextos.  Los nuevos contextos requieren respuestas nuevas y frescas  desde las Sagradas Escrituras. Es de suma importancia e imprescindible que revisemos constantemente la información y las fuentes de donde provienen el contenido de nuestro discurso.  Hay que volver a leer y estudiar las Sagradas Escrituras, que es la Palabra inspirada, y fuente principal del conocimiento sobre Dios.

imagesUT11YYAR

Segundono es suficiente la renovación de los contenidos, sino ocurre una renovación en el corazón de los mensajeros (envases) que trasmiten dichos contenidos. La anakainosis, que nos habla el apóstol Pablo es un proceso de renovación continua que tiene su origen y fuente en Dios (2 Cor. 4, 16c). 

Me atrevo postular que éste ha sido, y posiblemente es el “talón de Aquiles” del liderato cristiano en cada momento de la historia. No podemos pretender cambiar nuestro mundo sin que antes colaboremos con  Dios en la transformación de nosotros mismos.  Nada es más peligroso para un país u organización que sus líderes carezcan de perspectiva, compromiso y competencias para iniciar cambios fundamentales en ellos mismos, y que, aun así, pretendan transformar la sociedad.  El mensaje de la iglesia es fortalecido o debilitado por la vida de sus miembros (2 Cor. 4, 12).

mensajero

 Además, los que somos portavoces del discurso cristiano, tenemos que ser receptivos a la renovación de nuestro ser interior, incluyendo las estructuras de nuestros pensamientos, tanto por el Espíritu Santo que nos ha sido dado, como por la sabiduría de nuestros hermanos que nos aman.

Fíjate lo que acabo de decir–la renovación del mensajero tiene una fuente trascendental que es el Espíritu de Dios, y una fuente humana que le acompaña, que es la intervención de nuestros hermanos.  Es por esto que la transformación del cristiano es sobrenatural y  comunitaria.  A mí me parece, que ignorar esta verdad impide que veamos más seguidores de Jesucristo viviendo vidas santificadas.

consenso

En resumen, para vivir y actuar con sentido común como cristianos, se requiere la “renovación del entendimiento”, que implica la revisión y re-lectura de los contenidos de nuestro discurso, y la renovación continua de la vida interior del mensajero. Cuando esto ocurre el discurso de la iglesia se hace relevante, confiable y congruente con los propósitos y voluntad de Dios.  Es la vida renovada de cada líder que fortalece el mensaje de la iglesia.

Entonces habrá “sentido común” en nuestro mensaje,  y las propuestas de la iglesia abonarán la semilla de la transformación iniciada por el Espíritu Santo.  Y se cumplirán las preciosas promesas de Dios para nuestro mundo:

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas (Salmo 126: 5-6 RV).

 

Muchas bendiciones!

10 respuestas para “Anakainosis …la ruta del sentido común.”

  1. Este es uno de mis pasajes favoritos. Hace poco tuve la oportunidad de enfatizar en una predica que si no estamos cambiando nuestra manera de pensar, debemos dejar la iglesia. Porque seguimos algo que nos enseñaron, pero no estamos viviendo una relación con Dios. Me apena que casi nadie recibe este tipo de mensaje. Gracias por enfatizar en la renovación.

    Le gusta a 1 persona

  2. La falta de sentido común en el ámbito religioso fue el señalamiento del Señor Jesus al también advertirnos de la levadura de los fariseos. Siglos después sigue siendo vital para el cristiano cuidar su mente de estas influencias que unidas al conformismo a las corrientes del mundo detienen un sano servicio a Dios, nuestros conciudadanos y nuestra patria. Los pobres y menesterosos esperan por esa renovación en la mente de cada cristiano que formamos la iglesia. Somos la sal de la tierra y solo nuestro sazón cambiará el modo en que enfrentemos toda crisis que se presenta en nuestro país. Nos crecemos o nos tornamos en parte del problema. Gracias por motivarnos a pensar de acuerdo la norma bíblica que es la voluntad de Dios. Saludos de la fam. Otero.

    Le gusta a 1 persona

  3. Leyéndolo, pienso en aquellas sectas religiosas que abandonan el sentido común y sumergen a sus seguidores en la confusión y la angustia. En esos caso, el sentido común no existe y en medio de la confusión triunfan la intolerancia, la violencia y se construye un dios inmisericorde que vigila el mas mínimo pecado para asarnos como carne al pincho. Tanto el contenido como el envase en esos casos es un asco. Inspiradores consejos encierra su escrito para todo aquel que difunde mensajes.

    Me gusta

  4. Leyendolo, pienso en aquellas sectas religiosas que abandonan el sentido común y sumergen a sus seguidores en la confusión y la angustia. El sentido común no existe y en medio de la confusión triunfan la intolerancia, la violencia y se construye un dios inmisericorde que vigila el mas mínimo pecado para asarnos como carne al pincho. Tanto el contenido en esos casos es un asco. Inspiradores consejos encierra su escrito para todo aquel que difunde mensajes.

    Le gusta a 1 persona

  5. Pastor Caraballo: Nunca me canso de leer sus escritos y aprendo mucho de ellos, ampliando mi vision del mundo, de la vida y de lo que en verdad es importante: VIVIR PARA DIOS.
    Gracias y un abrazo a su esposa.
    Claribel

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .