¿Cuánto vale un solitario pecador?

pecador-solitario

Por Samuel Caraballo-López

“Les digo que así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse”. (Lucas 15: 7 NVI)

El texto del 11 de septiembre de 2016, decimosexto domingo de Pentecostés, lo encontramos en Lucas 15: 1-10, aun cuando debemos leer todo el capítulo. Este pasaje tiene unas verdades que tenemos que recuperar urgentemente en este momento de la historia.

Es importante saber que este pasaje, exclusivo del evangelista Lucas, demuestra claramente su visión teológica. Primero, el texto nos enseña que Jesús acoge a <<TODOS>> los pecadores que se acercan a Él, y le reconoce su dignidad humana y valor personal, compartiendo el pan con ellos (versos 1-2).

Segundo, Jesús reconoce el papel del sector religioso dentro del cristianismo: “siempre han estado conmigo, y todo lo mío es tuyo” (verso 31). Interpretar estas parábolas como un rechazo al sector religioso per se, es incorrecto. Ellos han sido los custodios de la revelación de Dios, y los encargados de mantener la llama de la fe en el pueblo.  Así que el sector religioso es igualmente valioso para Dios, y debemos afirmar ese valor.

Tercero, y quizás lo más importante, Jesús llama a los religiosos a cambiar su actitud, frente a los pecadores y “fastidiados” de la tierra. Jesús los invita a ser solidarios con el “caído” y ver su valor particular, que no es menos que el de ellos, de la misma manera que Dios lo hace. Les invita a ver a cada ser humano, no como miembro de una colectividad o número en particular, sino como una persona valiosa, que el pecado ha lacerado y que requiere la misma redención que ellos recibieron.

Jesús nos llama a alegrarnos por ese ser valioso que llega, sin menospreciar su procedencia, naturaleza de su pecado o si su pecado aparece en el listado de los que consideramos más graves (publicanos). Nos llama, más bien, a alegrarnos con su llegada, y acogerlos como hermanos, colaborando con ellos en su camino de transformación (verso 32).  Para esto hay que romper con algunos paradigmas heredados. ¡Cuánta sabiduría hay en Jesús!

Muchas bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s