PROCLAMANDO CON MAYOR EXACTITUD EL CAMINO DE DIOS


  Llegó entonces a Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, hombre elocuente, poderoso en las Escrituras.  Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solo conocía el bautismo de Juan.  Comenzó, pues, a hablar con valentía en la …