UNA ACTITUD QUE BENDICE


Por Samuel Caraballo López Hay un principio, algunas veces olvidado, que puede hacer la diferencia entre tener un ministerio bendecido o fracasado.  Consideremos el siguiente principio: todos podemos adorar y servir al Señor, pero siempre de acuerdo con lo que Dios ha revelado, y dentro de los límites del poder y autoridad que Dios ha …